Aumento Concursos Acreedores Primer trimestre 2017

Según el Instituto Nacional de Estadística, INE, en el primer trimestre de 2017 el número de entidades concursadas en España ha aumentado un 3,9% en tasa anual correspondiente al primer trimestre de 2017. El número de deudores concursados alcanza la cifra de 1.319 en el primer trimestre de 2017, lo que supone un aumento del 3,9% respecto al mismo periodo del año anterior. Por tipo de concurso, 1.213 son voluntarios (un 3,7% más que en el primer trimestre de 2016) y 106 necesarios (un 7,1% más). Atendiendo a la clase de procedimiento, los ordinarios aumentan un 5,0% y los abreviados un 3,8%.

De los 1.319 deudores concursados en el primer trimestre, 1.056 son empresas (personas físicas con actividad empresarial y personas jurídicas) y 263 personas físicas sin actividad empresarial, lo que supone el 80,1% y el 19,9%, respectivamente, del total de deudores. Según la forma jurídica, el 79,7% de las empresas concursadas son Sociedades de Responsabilidad Limitada. El 38,0% de las empresas concursadas se encuentra en el tramo más bajo de volumen de negocio (hasta 250.000 euros) y son, principalmente, Sociedades de Responsabilidad Limitada. En cuanto a las empresas concursadas por actividad económica y tramo de asalariados, el 19,0% de las empresas concursadas tienen como actividad económica principal el Comercio, el 16,4% el Resto de servicios y el 16,0% la Construcción.

En cuanto al número de asalariados, el 56,3% del total de empresas concursadas tiene menos de seis. Y, entre éstas, el 33,8% no tiene asalariados. Tomando como referencia el total de empresas existentes en cada actividad económica, el 0,07% de las empresas de Industria y energía inicia un procedimiento concursal en el primer trimestre, frente al 0,003% de las empresas de Agricultura y pesca. Por tramo de asalariados, el 0,20% de las empresas existentes entre 50 y 99 asalariados comienza un procedimiento concursal, frente al 0,01% de las empresas sin asalariados. El 22,5% del total de empresas concursadas en el primer trimestre tiene una antigüedad de 20 o más años. Por su parte, el 16,5% tiene cuatro o menos años de antigüedad. El 24,1% de las empresas concursadas con cuatro o menos años de antigüedad figuran en el sector Comercio.

El 55,0% de las concursadas con 20 o más años de antigüedad se dedican a la Industria y energía y al Comercio. Por comunidades autónomas, Cataluña y Comunitat Valenciana concentran el 36,9% del total de deudores concursados en el primer trimestre de 2017. En términos de variación anual del número de deudores concursados, Canarias es la comunidad que presenta la mayor bajada (–60,3%). Por su parte, Región de Murcia presenta el mayor aumento (108,7%). Finalmente, el 35,0% de las empresas concursadas tienen como actividad principal el Comercio y la Construcción (Fuente de la información y del gráfico: área de prensa del INE).

Crédito Concursal No Concurrente

En relación al concepto de crédito concursal no recurrente concurrente, por si es de interés, traigo a colación la STS 655/2016, ponente el Excmo. Sr. D. Rafael Saraza Jimena, donde se establece que si un acreedor considera que su crédito debió ser reconocido por la administración concursal, bien porque lo comunicó en tiempo y forma, bien porque se trata de uno de los créditos que, conforme al art. 86.2 de la Ley Concursal deben ser necesariamente incluidos en la lista de acreedores, debe impugnar la lista de acreedores por el trámite previsto en el art. 96 de la Ley Concursal. 

Si deja precluir esta posibilidad y su crédito no resulta incluido en la lista de acreedores que forme parte de los textos fijados con carácter definitivo por el juez del concurso, su crédito será concursal pero no concurrente. La previsión del art. 86.2 de la Ley Concursal supone que la existencia y cuantía de esos créditos no puede ser discutida por la administración concursal, que ha de incluirlos necesariamente en la lista de acreedores, pero no salva las consecuencia negativas derivadas de la falta de comunicación y de impugnación de la lista de acreedores que no los reconozca. 

Según la Sentencia, otro tanto pasa con la previsión del art. 92.1º de la Ley Concursal, en el sentido que los créditos que se encuentren en esos supuestos no serán calificados como subordinados por el hecho de que su reconocimiento se haya producido en virtud de una comunicación tardía (entre la finalización del periodo previsto en el art. 21.1.5º de la Ley Concursal y la presentación por la administración concursal de los textos provisionales del informe, lista de acreedores e inventario) o mediante la impugnación de la lista de acreedores que no los reconozca, a través del trámite del art. 96 de la Ley Concursal . 

Sigue el Tribunal reconociendo que tampoco salva el problema derivado de su comunicación extemporánea, fuera de cualquier plazo que permita su reconocimiento, tratamiento y pago en el concurso, en calidad de crédito concursal y concurrente. La interposición, una vez precluida la posibilidad de impugnación de la lista de acreedores, de una demanda en la que se ejercite contra el concursado la acción de contenido patrimonial derivada del crédito, no permite la inclusión del crédito en dicha lista y su reconocimiento en el concurso, ni siquiera como subordinado (Fuente del texto: CGPJ; link a la sentencia en el cendoj incorporado posteriormente; fuente de la imagen: pixabay).